LA IMPORTANCIA DEL MICROCHIP

Aunque el número de animales que llevan microchip ha aumentado con los años, aún solo una minoría de los animales recogidos en las protectoras y refugios son debidamente identificados: solo el 34% de los perros que llegan a una protectora llevan microchip, y solo el 4,5% de los gatos, según manifiesta la Fundación Affinity.

En caso de pérdida del animal

Gracias al microchip los animales podrán volver con sus dueños en caso de pérdida. Hay que reconocer que para una persona que adora a sus mascotas el hecho de que se puedan perder y no sean capaces de encontrarlo le produce cierto temor, por eso siempre es importante tener a tu compañero debidamente identificado. Con ayuda de un veterinario se puede escanear el código del chip y buscarlo en la base de datos de la Red Española de Identificación de Animales (REIAC), localizando así a sus dueños y haciendo posible su reencuentro.

De hecho, en torno al 61% de los animales que llevan microchip recogidos por las protectoras pudieron volver con sus familias. Pero ¿qué pasa con los que lo llevan y no son devueltos a sus dueños? En algunos casos no se pudo contactar con sus dueños porque no tenían sus datos actualizados, por eso recomendamos que cada vez que cambies tu número de teléfono o te mudes también cambies estos datos en el microchip de tu animal. No obstante, la triste realidad es que en muchos casos la familia no quiere recuperar al animal, por lo que éste permanecerá en la protectora hasta que le encuentren una nueva familia. En ese último caso, el hecho de que el animal esté identificado permitirá a las protectoras iniciar un proceso legal contra la persona que abandonó al animal, ya que la Ley Orgánica 1/2015 incluyó en el Código Penal el abandono de animales de compañía como delito. Así, el microchip es considerado una medida para luchar contra el abandono animal a través de las sanciones y la legalidad.

No hay que olvidar que, aunque en España no sea obligatorio la implantación del microchip su uso es recomendado.

Otras ventajas

Además, el microchip presenta ciertas ventajas:

-Como hemos dicho anteriormente, facilita la recuperación del animal en caso de pérdida o robo, y permite tomar las acciones legales pertinentes contra las personas que los abandonen.

-Permite identificar al animal y demostrar que forma parte de tu familia.

-Asegura la veracidad de los certificados sanitarios.

-Permite un control sanitario exhaustivo.

¿La implantación del microchip le dolerá?

Quizá te preguntes si tu mascota sentirá dolor o malestar, pero puedes dejar de preocuparte: se implanta bajo la piel de tu mascota mediante una jeringuilla especial y su colocación es rápida e indolora. En general, se implantarán en la parte izquierda del cuello, o en la línea media dorsal (si se justifica que por algún motivo no puede aplicarse en el cuello). Después, el veterinario cumplimenta un documento de identificación, especificando los datos del propietario y del animal y el código electrónico del microchip. Estos datos se remiten a las bases de datos de la comunidad autónoma correspondiente, de la Red Española de Identificación de Animales de Compañía (REIAC) y a la red Europea de Identificación Animal EUROPETNET.

¡Mantén a tus mascotas siempre contigo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
    0
    Carrito